Risotto Negro

risotto negro

El protagonista de hoy es el risotto negro, y no lo confundáis con un arroz negro, tipo paella, porque no lo es. Para los que sois amantes del risotto esta es una forma muy original de prepararlo y la mayoría de la gente no lo conoce. Por eso es un plato perfecto para sorprender a alguien, y al alcance de todos ya que no es difícil de preparar.

Ingredientes

  • Dos bolsitas de tinta de calamar
  • Dos patas de calamar grande
  • Un vaso de vino blanco
  • Un diente de ajo
  • Un vaso de arroz Arborio
  • Una cebolla morada
  • Una nuez de mantequilla
  • 100 gramos de parmesano
  • 1 litro de caldo de marisco
  • Aceite de oliva

El caldo de marisco se puede comprar hecho para facilitar la elaboración del risotto, o bien se puede hacer en casa, para ello necesitaríamos unos 250 gramos de cabezas de gambas y langostinos, y unas verduras.

Elaboración del caldo de marisco

  1. Cogemos las cabezas de marisco y las congelamos. Una vez congeladas las agregamos a una cacerola y las doramos para que de esta manera suelten sus jugos internos.
  2. Una vez doradas les agregamos 1 litro y medio de agua, y una cucharada de sal gorda. Subimos el fugo al máximo y esperamos a que hierva.
  3. Una vez haya empezado a hervir añadimos una zanahoria y la parte verde de un puerro, un pimiento verde, y una cebolla.
  4. Vamos retirando la espuma que se vaya formando con la ayuda de un cazo.
  5. Bajamos el fuego a la mitad y dejamos que hierva durante al menos 35/40 minutos.
  6. Una vez pasado el tiempo colamos el caldo y machacamos las cabezas y las verduras para que suelten hasta la última gota.

¡Listo! ¡Ya tenemos el caldo de marisco casero!

Elaboración del risotto negro

  1. Como siempre lo primero que debemos hacer es cortar la cebolla en brunoise, en trocitos muy pequeños. Aprovechamos ahora para rallar el parmesano y lo reservamos.
  2. Seguidamente cogemos una sartén mediana o una cacerola y le agregamos un chorrito de aceite.
  3. En cuanto esté caliente le incluimos la cebolla, y la rehogamos hasta que haya obtenido una textura transparente, si es necesario bajamos la intensidad del fuego para que no se queme.
  4. Mientras se va cocinando vertemos el caldo de marisco en una cacerola y la colocamos sobre un fuego para que se vaya calentando.
  5. A continuación, le echamos el vaso de arroz, y removemos durante al menos dos minutos.
  6. Ahora le agregamos el vaso de vino blanco y subimos el fuego para que se evapore.
  7. Una vez se haya consumido el vino le incluimos y bolsita de tinta de calamar, y removemos bien hasta que todo el arroz haya cogido el color negro propio de la tinta de calamar.
  8. Ahora ya podemos empezar a agregar poco a poco, cucharon a cucharon el caldo de marisco. Iremos agregando cucharones a medida que el arroz lo vaya absorbiendo.
  9. Mientras se va preparando el arroz, lavamos las patas de calamar y cortamos una de ellas en pequeños trozos que meteremos posteriormente en nuestro risotto negro. Ahora cortamos en bruniose el diente de ajo (retirando la raíz), y cogemos una sartén y le agregamos un chorrito de aceite.
  10. En cuanto se haya calentado echamos el ajo picado y removemos, en cuanto se empiece a dorar incorporamos tanto los trozos de calamar, como las patas enteras.
  11. Según se van haciendo estamos pendientes del risotto para agregarle más caldo si fuera necesario, iremos probando el arroz para conseguir la cocción perfecta.
  12. En cuanto le queden unos dos minutos echamos la otra bolsita de tinta de calamar, si fuese necesario, junto a los trozos de calamar y removemos.
  13. Por último, le echamos el parmesano rallado y volvemos a mezclar bien hasta que obtenga la cremosidad propia del risotto.

¡Ya tenemos nuestro increíble risotto negro!